16114212_760552710763092_7501162948222579185_n
Test bastones McKinley Migra 08, por Gorka Rípodas
07/03/2017

Raúl Roda desvela las nuevas maravillas de la Irati Trail 2017

Raúl Roda

Raúl Roda

Raúl Roda tiene 31 años, un futuro prometedor en el trail y unas ganas enormes de seguir corriendo. Terminó muy bien el 2016, donde demostró que puede competir contra los mejores, y en este 2017 formará parte de la selección navarra de montañas. Entre sus pruebas para este año, Raúl Roda no faltará a la cita con la Irati Trail, de la que forma parte de la organización. Una bonita carrera por la selva más grande y bonita de Europa en cuya organización colaboran Corriendoporelmundo e Inter Sport Irabia.

 

¿Por qué cambiaste le bici por la carrera?
Desde muy txiki siempre he estado muy relacionado con el deporte y empecé con 6-7 años a esquiar y estuve compitiendo hasta los 13-14 años en esquí de fondo. En esa edad me apunté a una escuela de ciclismo y fue cuando le pegué fuerte a la bici, hasta los 22 años, que llegué hasta cuarto año de aficionados. La verdad es que aposté fuerte y tenía una ilusión terrible por ser ciclista profesional. Unos problemas de salud me hicieron colgar la bici a los 22 años y estuve dos años desvinculado del deporte. Acabé un poquito cansado de la bicicleta porque no me salieron las cosas y a partir del triatlón blanco de Isaba pensé: es al lado de casa, sé esquiar, me acordaba de andar en bici y me puse a correr a ver qué tal se me dada. Ahí volví al deporte y empecé a hacer triatlón y duatlon. Y en esas estaba cuando salió la idea de preparar en Irati la primera Irati Trail en el año 2013, con un grupo de amigos de la zona. Y esa fue mi primera carrera de montaña, de la que tengo un gran recuerdo.

¿Qué sensaciones tuviste, qué descubriste?
No había corrido mucho por el monte y un mes y medio antes empecé a correr por el monte. Y sobre todo lo que más me sorprendió fue cómo bajaba. No lo había entrenado y el que ganó, Ángel Arrieta, que era un gran bajador, no me soltaba. Guardo esa sensación de bajar bien y de no disfrutar, de no sufrir tanto como en asfalto. Al ser yo un corredor corpulento, no me va bien en asfalto y en monte me desenvuelvo mejor.

Te hemos visto participar de forma intermitente en carreras de montaña, pero nunca con continuidad. ¿Por qué?
Corrí las dos primeras ediciones de la Irati Trail y también la Camille. Ahí empezó mi andadura en las carreras de monte, pero por motivos laborales empecé a viajar mucho por el extranjero y trabajar fuera y hacer deporte no está muy bien relacionado. Así que estuve dos años prácticamente sin entrenar y sin competir. Este año, he podido cambiar de trabajo, estoy en un trabajo estable en Iruña donde estoy muy contento y en marzo empecé a entrenar. Fue un poco duro porque veía que no arrancaba pero poco a poco fuimos cogiendo punto. Para el mes de agosto, noté buenas sensaciones y mis mejores sensaciones llegaron a final de año.

En la Leyre Trail se comprobó que andabas muy bien.
La Leyre fue una carrera un tanto especial, no fue como cualquier otra. Era un homenaje hacia Juan, que fue compañero mío de trabajo durante tres años, y al que le tengo mucho cariño. La preparé con ganas y vi lo que se estaba montando al rededor de la carrera. Es una pasada cómo la han organizado y el carrerón que han montado en el primer año. Mi objetivo era tirar hasta donde llegase y el resultado me pilló un poco desprevenido. Estaba lo mejor de Navarra y algo del extranjero y la verdad es que me encontré muy bien desde el inicio. Me hizo muchísima ilusión poder dedicársela a Juan.

¿Cómo te vas a plantear este año?
Este año 2016 surgió la selección navarra de carreras por montaña y es una cosa bonita. En su día, cuando lo vi, pensé que me gustaría estar ahí y este año, con tiempo, se pusieron en contacto conmigo para decirme que cuentan conmigo para el Campeonato de España en Zumaia. Intentaremos prepararla lo mejor posible porque será uno de los objetivos. Este año haré dos bloques y prepararé este 2017 con más mimo. En invierno me centraré en las carreras de esquí de fondo hasta marzo y empezaré la temporada en abril con la media maratón de Bera. Tengo pensadas 10-15 carreras entre las que estarán la Irati Trail, la Camille Xtrem, el Campeonato de España, y luego haré un parón en julio y a partir de ahí voy a probar a preparar carreras más largas en la segunda mitad del año: dos maratones y la Nafarroa Xtreme. Una distancia que no he probado nunca. A ver cómo responde el cuerpo…

Háblanos un poco de la Irati Trail.
Entre cinco o seis amigos sacamos la primera Irati Trail en 2013 y sin darnos cuenta estamos ya en la quinta edición. Para este año estamos trabajando con muchas ganas e ilusión para mejorar en cosas que hemos hecho mal en años anteriores. Principalmente, tenemos dos novedades para este año: la primera, que será el Campeonato Navarro de carreras por montaña, por lo que todo el nivel navarro estará concentrado en esa carrera; y la segunda, algunos cambios en el recorrido, haciendo una carrera más larga de 23,5 kilómetros y casi 1.400 metros de desnivel. Para quien la conoce, hemos quitado la totalidad de la pista tras escuchar al corredor. Y de los 23,5 kilómetros que tenemos, la pista no va a llegar a 500 metros. Todo lo demás será senda, con senderos conocidos por el turista y otros que se utilizaban durante años para la saca de madera y que los vamos a restaurar y limpiar. Va a quedar un recorrido muy bonito.

Con el valor añadido de la Selva de Irati como marco para los corredores.
Estamos hablando de la estrella de Navarra a nivel turístico. Es lo que más turismo atrae y allá donde vas todo el mundo conoce la Selva de Irati. Es el segundo halledo abetal más grande de Europa y una preciosidad que tenemos al lado de casa. Me encanta ir a correr ahí y me hace muchísima ilusión organizar algo que yo lo disfruto y que la gente también lo puede disfrutar.

¿Por qué es tan recomendable la Irati Trail?
Prácticamente todo va a ser sendero y lo que más le llamó la atención a la gente el año pasado es lo divertida que es. Irati tiene mucho barranco, mucha agua en primavera y se cruzan casi 10-12 barrancos durante la carrera. Y este año habrá sorpresas: en el kilómetro 4 montaremos una pasarela para cruzar por el río Irati; un poco más adelante se bordeará también el embalse de Irabia por un sendero precioso y se pasará por el puente que cruza el embalse de Irabia, la foto y el sitio estrella de esta edición uno de los txokos que más me gustan de Irati. A partir de ahí hay una nueva subida hasta el alto de Zabaleta y bajar a las Casas de Irati. El recorrido tiene forma de ocho y lo que más cambiará será el primer bucle. Y en el último kilómetro, este año tocará mojarse las botas porque cruzaremos el río dos veces.

¿Cómo te preparas?
Siempre he ido un poco a mi aire y por sensaciones. Cuando me he puesto a entrenar no me ha ido mal, pero tampoco quiero obsesionarme y ponerme un plan. Disfruto más yendo con los amigos en lugar de ponerme un plan… Este año he querido dar un puntito más y este año haré dos días de calidad con series y tendré libertad para hacer lo que quiera el fin de semana. No quiero agobiarme y sobre todo quiero disfrutar de lo que hago para llegar con ganas a la carrera. Vivimos del trabajo, estoy es un hobbie que nos da la vida, pero no debemos olvidarnos de eso.

irati_trail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *